3. Comentarios y pruebas varias

Hay que confesarlo. La primera vez que vimos el embalaje de este modelo y de qué se trataba antes de abrirlo, algo no parecía encajar. Parece un modelo más del montón con un estilo ciertamente agresivo del frontal con material de plástico ABS, pero con el añadido del vidrio templado en el ventanal lateral, un material que otorga calidad y elegancia. Esto hacía pensar lo mal que quedaría un chasis de acero poco resistente, acabados del mismo algo cutres o mal terminados, combinando un acabado material y chasis pobre, frontal de diseño agresivo con un ventanal elegante, todo en un mismo producto. Pero con la DG7000-G no ha sido así y ahí radica la sorpresa.

La DG7000-G es un producto «algo raro», debido a que mezcla varias cosas que no suelen ir juntas en esta clase de productos, empezando por la buena calidad material, en general, junto con un precio muy competitivo, unos 70-80€. Además, algo que quizá no sea del agrado de todos es el hecho de emplear un diseño muy agresivo en el frontal junto con un ventanal muy elegante, y resto de partes exteriores de la caja lisos, rectos, sin formas acentuadas. Pero hay que mirar el contexto. Este modelo está dirigido a los jugadores, que tienden a buscar diseños algo más llamativos. Y además, se trata de una actualización del modelo DG7000, incluyendo el ventanal de vidrio templado, que ciertamente añade más calidad al producto en general y dejando desnudo todo el interior, algo que va a gustar, y mucho, a todos aquellos que les gusta ver el hardware del interior a su derecha, que es donde se debe colocar esta semitorre.

Además, tal como veremos, Sharkoon se ha currado, al menos en este modelo, y por lo visto también lo hace en otros, muchos detalles que valoramos los entusiastas de estos productos, que dependen del orden de los componentes, la facilidad de montaje, la gestión del cableado y la eficacia de la ventilación interna, además de valorar todo aquello que tiene que ver con lo material, su ensamble, y la combinación acertada de varios tipos de materiales.

Sharkoon parecía conocer que añadir vidrio templado en el lateral no era cualquier cosa, y necesitaba de una semitorre a la altura en calidad material para poder añadirla y que no quedara mal, viendo el mercado hacia donde suele dirigirse. La DG7000 es una buena elección viendo su calidad material, pero tal vez su combinación con el diseño frontal no sea lo que más le guste a la mayoría. Sin embargo, una vez manipulado el producto y comprobada su calidad material, este producto gana más en directo que visto en fotos o videos, cuando normalmente es al revés. La DG7000-G engaña, parece menos de lo que realmente es, y con esto en un principio es con lo que nos quedamos.

La semitorre DG7000-G viene en un embalaje sencillo y suficiente de cartón con acabado blanco (color que se ensucia fácilmente en un embalaje grande) e impreso en negro, detallando en los laterales y en múltiples idiomas las especificaciones del producto, siendo bastante detallado. En el frontal se destaca una perspectiva de la semitorre viendo su frontal como protagonista, frontal que destaca muchísimo por su aspecto, señalando además que incluye 2 puertos USB 3.0 y 3 ventiladores incluidos de 14cm con LEDs del color correspondiente a la versión; en este caso rojos.

Al abrir el embalaje podréis localizar los dos típicos moldes de poliestireno expandido, éstos bastante resistentes, y una bolsa envoltoria de plástico. Lo primero era comprobar si estos materiales eran suficientes para proteger en el transporte una semitorre relativamente pesada (más de 7Kg) que incluye vidrio templado de tamaño considerable montado en el lateral, un material que es frágil, que se puede romper con un golpe seco y fuerte, o una simple caída. Al menos el embalaje y protecciones parecen suficientemente resistentes y bien moldeados para no sufrir percances en el trasiego del producto.

En el interior de la semitorre se incluye una cajita de cartón con los accesorios, todos los kits de tornillería entre otros:

  • 12 tornillos para unidades de 3.5″
  • 20 tornillos para unidades de 2.5″ o 5.25″
  • 5 tornillos para la fuente de alimentación
  • 9 tornillos para la placa base (las 9 bases doradas ya vienen premontadas)
  • 1 herramienta adaptador para atornillar
  • 10 bridas negras
  • 1 buzzer (altazoz para los pitidos de la placa base)
  • 1 carcasa adaptador de 5.25″ a 3.5″
  • 1 guía impresa desplegable monocromo

Una vez desembalada queda constancia de varios aspectos de la semitorre. En primer lugar, su sencillez de construcción. Básicamente, es un chasis metálico de acero SECC, bastante resistente y robusto en todas sus partes, añadiendo sobre él el frontal de diseño agresivo de plástico ABS (plástico de buena calidad y resistente), 4 patas más en la base que elevan el chasis casi 2 cm, acentuando su elegancia todavía más. Estas patas son de plástico resistente y base de goma antideslizante.

El lomo es muy simple, tanto que los laterales no están tapados por éste, algo que no termina de quedar bien, pese al más que notable acabado entre los encuentros de diferentes materiales. Por tanto, se dejan ver dos juntas más en el lomo, que no están tapadas, además de la propia que deja la carátula frontal contra el chasis.

La parte trasera también es sencilla, en el que destacan las 7 ranuras PCI cuyos tornillos de montaje están en la parte trasera exterior, no en el interior como es habitual. Incluye un montante en forma de «L» que se acopla con un tornillo a modo de tapa. El lateral derecho es sencillo, liso, montado con 2 tornillos de cabeza gruesa y con asa trasera para desmontarlo fácilmente. Pero lo mejor está todavía por ver…

La DG7000-G tiene ese ventanal transparente de unos 4mm de grosor fabricado en vidrio templado. Incluye una pegatina de advertencia, señalando que es necesario manipular el ventanal con precaución, algo obvio. Está fijado con 4 tornillos con cabeza gruesa y plana fáciles de extraer manualmente, atornillados sobre 4 bases doradas con envolvente de goma que amortiguan todo el ventanal en 4 puntos. De este modo, se evita forzar el encaje del ventanal sobre un marco envolvente, resultando más fácil de construir y más seguro de manipular. Sin embargo, este ventanal no trae bisagras, a modo de puerta. Es necesario tener precaución a la hora de montarlo o desmontarlo del chasis, puesto que se extrae completamente y es una pieza considerable y delicada.

El interior podría ser lo mejor de toda la semitorre. Aunque no está muy equipado para albergar gran cantidad de unidades de almacenamiento de datos, está bastante bien pensado para la distribución de los componentes y sobre todo para la gestión del cableado, en el que Sharkoon seguro que se ha estrujado la cabeza para hacerlo lo mejor posible, algo carente en otros fabricantes que se conforman con menos. La DG7000-G está llena de detalles. De entrada, ya lleva equipado 3 ventiladores de 140mm iguales, 2 delante y otro detrás, creando un circuito activo de aire de entrada y salida. Por otro lado, el cableado incluido es negro, bastante largo y fácil de disimular.

Lo siguiente es que la carátula frontal es desmontable íntegramente, dejando al desnudo el tercer filtro antipolo. Este modelo incluye uno de tamaño doble en el frontal con montaje por encaje, otro simple inferior con montaje de doble eje, ambos con marco plástico, y otro de tamaño doble en el lomo, éste flexible, metálico y de marco completo imantado, un habitual en algunas cajas Sharkoon. Aparte, el frontal trae otra capa de metal MESH que actúa de filtro delantero, separado bastante del filtro interior, así el polvo cuesta más entrar. De este modo, este modelo está perfectamente filtrado contra el polvo y ya bien ventilado de fábrica con sus tres ventiladores, solucionando estos dos temas de una forma adecuada.

Pero viendo su interior encontramos muchos más detalles agradables, que van sumando unos tras otros para calificar a esta caja como un modelo más que notable, viendo su precio. La fuente de alimentación se coloca en un compartimento divisorio inferior que la esconde, con 4 robustas patas que la elevan del filtro inferior casi 10mm, por lo que sigue ventilándose sin atrapar tanto polvo de la cara inferior.

Se aprovecha el tamaño de este compartimento para dar continuidad a 2 bandejas correderas de metal armadas con un tornillo lateral para 2 discos duros de 3.5″, con una bandeja fija más en su inferior, las 3 con arandelas de goma antivibración, un gran detalle. Estas bandejas están abiertas en la parte delantera para recibir y dejar pasar el aire fresco del ventilador frontal, dejando el espacio justo para poder manipular los cableados de la fuente de alimentación, que quedan muy escondidos, algo que gustará a muchos montadores de cajas y entusiastas del gaming y modding.

Lo que más llama la atención, obviamente, es el color de toda la bandeja lateral derecha que recibe la placa base, perfectamente pintada en rojo, contrastando con el resto de chasis negro semibrillo. Podéis elegir el modelo en azul, o en verde si os gusta más, y puesto que es toda la profundidad de la bandeja, resalta bastante en el interior del chasis, aunque se esconda gran parte detrás de la placa base instalada. La altura de las ranuras PCI queda libre hasta el frontal de la caja, dando cabida a un par de tarjetas gráficas de doble ranura de las largas (hasta 380mm), en detrimento de la capacidad para discos duros de 3.5″ que se queda en 3.

En la parte delantera del lateral derecho se han colocado 2 bandejas más verticales para completar esta semitorre, compatibles con 2 unidades de 2.5″, contando con un total de 2 bahías externas de 5.25″. De modo que se pueden montar hasta 4 SSDs de 2.5″ + 1 HDD o bien 2 SSDs y 3 HDDs. Tal vez se eche de menos más capacidad para discos duros, pero este modelo está más pensado para dar más ventajas a las tarjetas gráficas y a la ventilación que a la capacidad del almacenamiento de datos.

Para terminar, algunos detalles de prueba que no podían faltar. Hemos probado a montar y a encajar varias piezas de hardware que tenemos por aquí para ver si hay problemas. De entrada, es algo tedioso lidiar con una fuente de alimentación con cableado 100% modular. Como siempre, lo mejor es conectar los cables que se van a usar en la fuente antes de instalarla y pasarlos como corresponda. Aquí es donde más se notan los detalles de la DG7000-G.

El compartimento de la fuente tiene dos orificios superiores bien colocados para poder sacar por arriba los cableados para alimentar a las tarjetas gráficas y dejar escondida la longitud que podría sobrar. Otro está colocado detrás. También tiene otro generoso orificio para pasar el cableado principal de alimentación de la placa base de modo que éste queda muy escondido también. Arriba de la bandeja de la placa base también tiene otros 2 orificios para pasar más cables, como el de 4+4 contactos para alimentar el socket de la CPU o para los cableados de los ventiladores. La bandeja roja está repleta de arandelas para atar bridas, así que resulta muy sencillo atar los cableados. Además, incluye un ventanal enorme para poder desmontar el disipador de la CPU, contando además con buena holgura en el lateral derecho para pasar los cables.

Como leves inconvenientes de montaje tenemos unos cuantos…

En primer lugar, la carátula frontal adaptador de 5.25″ a 3.5″ no es compatible con todos los dispositivos de 3.5″ con los orificios de montaje laterales, tal como puede ocurrir con algún modelo concreto de controlador RPM para ventiladores. Mejor echar un ojo a esto antes de adquirir algún rehobus o multilector de tarjetas.

La placa base formato ATX queda justa encima del compartimento de la fuente. Si ésta incluye un conector vertical SATA de alimentación de refuerzo para los conectores PCIe en la parte inferior puede haber problemas de conexión, dependiendo del formato de conexión del cableado de la fuente, mejor que sea el conector en forma de «L». El espacio aquí queda algo justo. Por otro lado, tal es el tamaño de la semitorre que con un poco más de profundidad podría caber una placa base E-ATX. Una lástima.

Dada la altura del chasis no es posible añadir un radiador en el lomo, puesto que queda muy junto respecto de la placa base. Se podría colocar uno detrás de 120/140mm u otro delante de hasta 240/280mm (radiador + ventilador). Sin embargo, lo que menos nos gusta es el acceso al filtro frontal, siendo necesario desmontar toda la carcasa delantera para dar con él, a diferencia del resto de filtros. Respecto a la ventilación adicional, se pueden instalar 2 ventiladores de 120/140 milímetros en el lomo. Lo mejor es colocar otros 2 de 140mm similares en prestaciones a los preinstalados.

Por lo demás, la DG-7000G cumple muy bien como una caja gaming de calidad, ya bien equipada, a un precio ajustado…

Por último, que menos que ver el efecto de iluminación de los LEDs de los 3 ventiladores equipados. Éstos tienen un caudal más o menos moderado, con una sonoridad inferior a los 20dBA, así que son bastante silenciosos. Iluminan levemente el color rojo de la bandeja ofreciendo un aspecto muy llamativo. Se nota bastante. Tal como podéis ver, el frontal incluye los LEDs a modo de «ojos» firmando un diseño frontal más agresivo incluso a oscuras.

Resumen general

La DG7000-G es una semitorre gaming con frontal agresivo y lateral de vidrio templado con chasis de acero robusto de color negro y bandeja vertical interna pintada íntegramente en rojo (este modelo), logrando como resultado un producto un poco extraño, puesto que aúna un diseño agresivo con un toque muy elegante del ventanal lateral, dos aspectos que parecen reñidos. Sin embargo, cualquier gamer que quiera una caja no cara con frontal agresivo o llamativo, no va a despreciar el ventanal lateral integro en vidreo templado, sino todo lo contrario.

Este modelo está repleto de detalles, muy bien pensado para la gestión completa del cableado interno, con compartimento divisor para la fuente (ésta queda escondida), y bien equipado de fábrica, con 3 generosos filtros y 3 ventiladores de 14cm con LEDs rojos (este modelo). Además, en este modelo las dudas radicaban en la calidad material, ensamble y encuentro entre los distintos materiales, siendo una sorpresa positiva, puesto que combinan bien con el vidrio templado del ventanal lateral. LA DG7000-G está construida con un chasis de acero decente, con pintura lacada bien terminada, un ensamble muy bien terminado con un montón de remaches también bien pintados, y una carátula frontal de plástico ABS de calidad material, robusto y resistente, difícil de romper, acompañado a un cableado en negro para esconderlo mejor.

La semitorre Sharkoon DG7000-G está disponible en 3 variantes según el toque de color; en rojo, verde o azul. Se ofrece por unos 70-75€ de precio, un precio muy competitivo. Sin embargo, su aspecto le puede hacer una mala pasada, no precisamente por lo agresivo de su diseño frontal, sino porque ciertamente parece menos de lo que realmente es en realidad. Por último, invitamos a Sharkoon a que saque al mercado otro modelo idéntico a éste, pero cambiando únicamente la carátula frontal por una mucho más elegante y suave a la vista, y si remata el contorno de su lomo, mejor. Tal vez se sorprenda con la ventas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí