3. Embalaje. Componentes y accesorios

Como es costumbre en Corsair para este tipo de producto el embalaje es de cartón marrón de mediana calidad, con toda la información mostrada a través de un tinte negro. En la cara frontal se muestra una perspectiva sencilla de la semitorre, el nombre del modelo y el logo que usa Corsair para su iCUE. Cabe destacar que es un tanto extraño que en el nombre del modelo se haya añadido el nombre de iCUE, puesto que no es habitual. Otros productos de la marca son compatibles con este software pero no hacen este alarde en el propio nombre. Pero esto enlaza directamente con el nodo controlador RGB «Corsair iCUE Lighting Node CORE» (haremos un esfuerzo en poner todo el nombre) y sus 3 ventiladores RGB de 120 cm.

La cara posterior se muestra un desglose de todas las piezas de la semitorre. Siempre nos han gustado este tipo de viñetas que aclaran de un plumazo todas las partes de la semitorre, aunque algunos detalles no estén presentes como es obvio. En varios idiomas se enumeran todas las partes, destacando el triple desglose frontal, formado por la carátula, el filtro y los 3 ventiladores montados directamente sobre le chasis.

En las caras laterales se muestra un breve resumen de las especificaciones técnicas, dimensiones principales de las semitorre (455 x 216 x 467 mm alto x ancho x profundo), sellos de aprobación y conformidad y un breve resumen del contenido: la caja, accesorios de montaje y el manual de instrucciones. No se detalla el peso de la unidad, aunque se nota que no es ligera. Como veremos, el chasis y el cristal templado son de buena calidad.

Al abrir el embalaje encontraréis que la semitorre viene fuertemente protegida por dos generosos y resistente moldes antigolpes colocados arriba y abajo de la misma. Esto da confianza a los posibles clientes, que esperan que el producto llegue en perfectas condiciones, y más si trae vidrio templado, un material resistente pero frágil. Como de costumbre, a semitorre viene envuelta en una bolsa de plástico para conservarla. Como veréis, ambas caras de vidrio templado, frontal y lateral izquierdo están cubiertas de una lámina de plástico que tocará retirar, como buena costumbre, después de finalizar y colocar la semitorre en su lugar de destino para su uso.

Al separar todas las protecciones y fijarnos en las semitorre es muy habitual que produzca una sensación ya conocida, puesto que no destaca en diseño, más allá de su frontal «distinto», pero conserva ese buen hacer en el chasis con todas esas características y detalles que hacen que este tipo de semitorrres nos terminen gustando. El lomo, como suele ser habitual, es la parte menos bonita de todo el conjunto exterior visto, contrastando con el frontal y lateral de vidrio templado, así como la colocación, una vez más, del panel de conexiones y control en la parte superior. Como es habitual en esta gama de producto, el lateral derecho es otra lámina de mental. Cuando veáis la caja tumbada, veréis que destacan sus patas inferiores, de gran tamaño y altura.

Corsair suele añadir manuales de instrucciones impresos, como es el caso. Este manual doblemente grapado es multiidioma, monocolor y muestra viñetas aclaratorias, va al grano, y es rápido de entender. Sin embargo, como parece ser un habitual, «la complejidad» de este producto radica en controlar el software iCUE para configurar el nodo RGB, más allá del propio montaje de los componentes y de las pertinentes conexiones, que no se menciona en el manual. Sin embargo, antes de avanzar con la semitorre en sí, queremos señalar que los fabricantes todavía no han sido capaces de crear un conector universal para el panel E/S frontal. Llevamos muchos años lidiando con los dichosos cables delanteros, que siempre suelen ser los mismos, haciendo múltiples conexiones que resultan ser lo más tedioso y molesto a la hora de montar cualquier semitorre. Algún día tendrán que enfrentarse a esto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí