3. Comentarios

La fuente NOX Hummer Bronze Edition  de 750W emplea el mismo embalaje y protecciones que sus dos hermanas, y a parte de su potencia de salida y nº de conectores, no hay más diferencias entre los 3 modelos, salvo el precio, claro. De modo que una vez más, esta análisis sirve en general para los 3 modelos, aclarando un poco las diferencias más explícitas entre ellos…

El embalaje en general está más trabajado que de costumbre. Es evidente y viendo lo que ha hecho NOX en los últimos meses, en que cada vez se da más cuenta que la presentación de un producto es todo para venderlo, es puro marketing, pasando por su página web oficial, tal como también se pasa por todo el envolvente exterior del embalaje. Presentar decentemente un producto puede incluso ser engañoso (no se afirma que lo sea en este caso), pero si puede dar la sensación que aumentar el nivel de gama del producto, simplemente por el aspecto externo del mismo. Con una presentación casi impecable NOX revive el buen hacer marcando todas las caras con algún que otro detalle. Resaltan los 750W de potencia, que es lo que más se agranda en todo el embalaje. Además, para NOX es toda una revelación poder mostrar su certificado 80 PLUS Bronze. No en vano ha bautizado a esta familia de fuentes con la coletilla «Bronze Edition», haciendo clara referencia a su certificación de eficiencia energética.

«80+ BRONZE MODULAR BRONZE EDITION»… y aquí está el segundo detalle, que no es más que la fuente es semimodular. Aunque muchos fabricantes no hacen distinción alguna, una fuente modular es aquella que tiene 100% el cableado modular, y lo es semimodular si parte de él es nativo. El resto de detalles, algunos visibles a través de varios símbolos icónicos desde la tapa superior del embalaje son que usa un ventilador de 140mm muy silencioso, bueno no, «ultrasilenciso». Además, usa un único rail de +12V muy potente (62A, que ofrece 744W, casi el 100% de la potencia máxima en combinada), que de ser cierto convierte a esta fuente en un modelo potente de 750W, aunque no sea de los más eficientes. Además, está marcado con los sellos SLI y ATI CrossFireX, así que podrá equipar al menos dos tarjetas gráficas de elevada potencia.

En la parte trasera del embalaje el fabricante llora sonriente mostrando todas sus características en múltiples idiomas, así como sus especificaciones más relevantes, aportando el típico cuadro de tensiones, intensidades, frecuencias y potencias de entrada y salida de la fuente, destacando como ya hemos mencionado antes su raíl de +12V, que alcanza los 62A, casi el 100% de la potencia total de la fuente capaz de arrogarla por este canal. La guinda, como no, está interpuesta por su carácter semimodular, que la convierte en una fuente interesante para el poco espacio y para la comodidad del usuario, ofreciendo hasta 6 conectores en su panel de conexiones delantero, más dos cableados nativos.

Todavía a día de hoy no hay ningún fabricante que se atreva a abrir un nuevo mercado de fuentes con cableado 100% mixto, con gran parte de los cableados nativos y el resto prescindibles que fuesen modulares. Ocurre, y ya llevamos muchos años en esto, que la mayoría de cableados modulares son imprescindibles para todos los equipos. Hoy en día, al menos se va a usar un SATA como mínimo (se empleará ese cable modular que contenga este conector), y probablemente se use algún conector PATA para alguna conexión adicional, además que no haría daño añadir el principal cableado con dos conectores PCIe que fuese nativo también, por lo que la posibilidad de ofrecer una fuente con 3 cableados modulares y otros 3 cableados nativos en una fuente como la aquí expuesta tendría mucho sentido (algo parecido ya lo hemos visto por ahí). El problema es que no llama tanto la atención o tal vez no tiene tanto tirón como una fuente modular y otra nativa, cuando realmente tiene más sentido para la usabilidad común y la flexibilidad que más se podría demandar. A esto se añade que siempre, siempre, es mejor que el cableado sea nativo en lugar de modular, hablando de electrónica (cuantos menos empalmes es siempre mejor), pero ya no facilitaría tanto las cosas a la hora de montar y ordenar los cableados en el interior de la torre. Pero lo cierto es que sería una nueva fórmula, incluso más justa, para explotar más este mercado saturadísimo de modelos y de paso, apuntara para reducir el precio de los modelos semimodulares, haciéndolos un poco más nativos, allí donde sea más necesario.

Sin desmerecer ni un ápice lo que NOX ha hecho con su serie Bronze Edition, al abrir el embalaje todo lo vistoso y apreciable del exterior del embalaje, se reduce con la presentación interna de los componentes, obteniendo un contraste un poco desviado. La fuente apenas viene protegida (otra bolsa de burbujas de aire que apenas protege la fuente). Además se añade un práctico estuche desplegable con cierre de velcro y con hasta 4 compartimentos para meter y clasificar los cableados modulares, sumando un total de 5 cableados modulares para este modelo de 750W con 6 conectores en su panel delantero de conexiones. Una vez más, la serie condiciona (para mantener la misma cadena de montaje) el modelo de potencia intermedia teniendo un conector más que el número de cableados, un cableado menos que el modelo de 850W, que será el que aprovechará todo su panel delantero.

Como resto de componentes, se añade el cableado de alimentación de corriente alterna de 152cm de longitud, y 4 tornillos de montaje pintados en negro. Además, NOX no descuida la información y aporta un pequeño folleto desplegable a 4 caras como manual del usuario (el mismo válido para los 3 modelos), refiriéndose en hasta 4 idiomas a la garantía de 2 años y algunas de sus condiciones, algunos datos técnicos, el contenido del paquete, algunas instrucciones de seguridad para la instalación adecuada de la unidad, y al menos detalla parte de las longitudes de los cableados. Llegados a este punto, cabe destacar que el embalaje tiene una tapa abatible superior, que deja ver la clasificación del cableado nativo y modular, con el nº de conectores, que está muy bien. Y uno diría: «cheeeee, ya que habéis puesto el desglose del cableado competo, ¿por qué no detalláis las longitudes de cada tramo? Como siempre, más adelante las detallaremos. Es una lástima porque las longitudes son bastante generosas, y se podría presumir un poco de estos datos, y no dejarlos ocultos y parciales en manual de instrucciones, que dicho sea de paso queda muy repetitivo al enumerar las longitudes de los cableados, todos de 500mm, sin desglosar los tramos.

Respecto a la fuente en sí, parece la prima hermana del modelo analizado en nuestro anterior artículo, la Tacens Radix VII AG, con un acabado idéntico (blanco y negro con acabado de superficie rugosa en la carcasa), elegante y discreto, aunque esta NOX está algo más trabajada externamente, y el interior es totalmente distinto. Estas NOX tienen electrónica procedente de CWT (Channel Well Technology), algo más compleja que la serie Radix VII AG mucho más simple de electrónica pero más eficiente. Aparte de disponer del panel de conexiones delantero con 6 conectores (2 rojos para PCIe y 4 blancos para el resto) y el interruptor de encendido/apagado y el conector de entrada, se añade en relieve el nombre de la marca «Hummer» en uno de los laterales, un detalle de calidad que solo veréis al abrir el embalaje y colocar la fuente, ya que una vez instalada en la torre probablemente quede en la cara tapada (ventilador hacia abajo). En el lado opuesto incluye una gran pegatina con el logo Hummer, los 750W y la coletilla Bronze Edition, sencillo y atractivo, que será lo más visto en el interior de la torre, junto con la pegatina de las especificaciones técnicas de la fuente, colocada ocupando toda la cara opuesta al ventilador.

Esta vez el ventilador incluye la parrilla circular como rejilla de protección superior, y un plástico aislante transparente de protección para las tensiones más altas que entorpece 1/4 el caudal del ventilador (hay soluciones para evitar esto, mejorando la ventilación disminuyendo la sonoridad sin mermar en la seguridad física de la unidad). Aun así, ya adelantamos que el ventilador de 140mm que equipa es muy silencioso, y no hay problemas de ventilación.

Sin lugar a dudas, el accesorio que más llama la atención es el estuche con los cableados ya desplegado, un extra que siempre parece aportar más que cualquier fuente no modular, cuando en realidad es un producto plenamente sustitutivo. Tener un estuche es mucho más apañado y siempre podrá servir para guardar otras cosas en su interior, aunque sea de este tipo plegable, con cierre de velcro.

En resumen, la fuente NOX Hummer Bronze Edition de 750W es una solución más y quizá de las mejores de NOX hasta la fecha, ya que reúne lo mejor de la marca, calidad, modularidad, ya cierta eficiencia energética con su certificado 80 PLUS Bronze, baja sonoridad y es de esperar que un rendimiento decente, dado su potente raíl de +12V de hasta 62A para desplegar una potencia casi del 100% de la combinada (744W). Con su cableado plano, resultará más fácil de ordenar y de instalar según el cableado. Además, las longitudes son generosas con la primera rama de cada cableado de 50cm, que da alcances de hasta 95cm en los cableados SATA. El precio final de esta unidad ya no es tan atractivo. Esta fuente de 750W, semimodular y con certificación 80 Plus Bronze, tiene un precio ligeramente por debajo de los 80€, un valor que consideramos algo elevado, a pesar de la calidad en general de todo el producto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí