1. Introducción. Ficha del producto

Introducción

Hacer overclocking extremo a una placa base nunca antes ha sido tan sencillo. Gracias también a Gigabyte los usuarios experimentados tienen al alcance productos dedicados a explotar al máximo las prácticas de overclock y overvolt, usando sistemas de refrigeración extrema, como el nitrógeno líquido para regular la temperatura de la CPU y otros componentes críticos. Con la aparición del Chipset Intel X99 Express, y la «evolución vitaminada» del socket LGA2011, el socket LGA2011-3, que ya ha generado más de un culebrón entre Gigabyte, Asus y la propia Intel, la serie X99 alcanza un pequeño nuevo escalón para lograr nuevos records de overclock.

Aunque esto pueda sonar un poco exagerado y es una expresión que se suele emplear quizá demasiado, también las grandes marcas, y con más motivo, no paran de disputarse terreno para ver «quién la tiene más grande». Obtener récords mundiales de overclock con una placa base, procesador y memoria RAM se ha convertido también en un arte, desgraciadamente poco alcanzable por la mayoría de usuarios, debido al elevado precio de los componentes, que suelen ser de gama alta, los que también ofrecen las mayores prestaciones. Estamos hablando de Gigabyte, Asus, MSI o Asrock, entre otros. De este modo, paralelamente a la gran gama existente de placas base destinadas a los jugadores, poco a poco las placas base para overclock también están ocupando su espacio y mayor representación. Es tal que incluso Gigabyte ha desarrollado algún modelo exclusivo para overclocking con nitrógeno líquido, modificando el sistema de montaje alrededor del socket (lógicamente cada fabricante hará lo suyo). Así es el modelo GA-Z97X-SOC Force LN2, que pese a conservar el formato ATX no permite montar los disipadores para CPU habituales, dejando el perímetro del socket liso para ser más fácil de proteger, incluyendo además alimentación extra para el procesador y curiosamente tan solo 2 bancos de memoria RAM, seguramente un modelo con muy poca tirada mercantil. Este es el ejemplo de hasta qué punto un fabricante puede modificar la posición de los compomentes electrónicos, usando el mismo socket y chipset que otros modelos.

El zócalo LGA2011 tiene como su nombre indica 2011 contactos. Sin entrar mucho en detalle, estos contactos se dividen en varios grupos según sus zonas para diferentes tareas de comunicación y alimentación entre la placa base y el procesador compatible, algo habitual en cualquier socket de Intel. Este diseño de socket, más allá de ser resistente, que no lo es (todavía a día de hoy sigue siendo extremadamente delicado para el «usuario de a pie» instalar un procesador), permite a Intel cierta flexibilidad para destirar algunos de los contactos a tareas específicas. El socket lo diseña Intel (al igual que sus procesadores o chipsets) y luego lo ofrece a los diferentes fabricantes de placas base para que lo implementen, a veces con cierto grado de libertad para que éstos introduzcan sus tecnologías. De hecho, algunos contactos de esos 2011 están deshabilitados, o más bien reservados para otra clase de tareas, como pruebas específicas que solo pueden llevar a cabo los laboratorios que diseñan las placas base y como no, la propia Intel, que pueden ayudar a desarrollar otros procesadores o sockets para un futuro, o sea, para investigación y desarrollo.

Con el nuevo socket LGA2011-3, que apareció cumplido ya el periodo estival del año pasado, Intel ha añadido algunos contactos más, sin desvelar en un principio para qué sirven. Según parece, algunos de los contactos han sido empleados por Asus o Gigabyte, cada uno aplicando sus tecnologías, para exprimir todavía más sus placas base y lograr así algo más de estabilidad para mayores índices de overclock con los nuevos procesadores Intel Haswell, que utilizan el FIVR (Fully Integrated Voltage Regulator), tecnología de regulación integrada de tensión de la CPU. Aunque no disponemos del mapeo concreto de todos los contactos de este socket (esas instrucciones que indican para qué son y qué contactos funcionan y cuales están reservados o deshabilitados), ni mucho menos los nuevos, ni tampoco los hemos contado como es obvio, el número total de contactos puede ascender hasta los 2014, de ahí el nombre LGA2011-3 (2011 + 3). Sin embargo, el socket bautizado por Asus como «OC Socket», alcanza hasta los 2017, 6 contactos más y no es de extrañar que Gigabyte haya hecho algo parecido.

En este análisis encontraréis información dedicada a la placa base GA-X99-SOC Force de Gigabyte, sirviendo al mismo tiempo de comparación contra otras placas base similares, desvelando la evolución frente a otras series de placas base destinadas a overclock, a las que pertenecen las placas base GA-Z97X-SOC Force o GA-Z87X-OC Force o GA-X58A-OC, que son más o menos la evolución progresiva que ha pretendido desarrollar Gigabyte en los últimos meses a través de diferentes sockets.

La GA-X99-SOC Force es actualmente la reina y la más moderna de las placas base de Gigabyte para practicar overclock, ya que soporta los últimos modelos de procesadores más potentes de Intel i7 Extreme Edition, controlando su funcionamiento a través de un sistema de alimentación completamente digital. Recordemos que practicar overclock no solo implica «forzar» el procesador, sino también la placa base (chipset (PCH), y toda la zona del PWM) y la memoria RAM DDR4, manteniendo y dejando por ahora en un segundo plano el overclock de las targetas gráficas, debido a que éstas ya vienen muy exprimidas de fábrica. Quizá el futuro pueda abrir un nuevo campo en este tipo de overclock, introduciendo o añadiendo seriamente a las tarjetas gráficas con control extremo mediante nitrógeno líquido.

Sin embargo, pocas novedades referentes al overclock aporta este nuevo modelo, aunque sí incluye algunas novedades interesantes que tienen que ver con el software de Gigabyte, modificaciones en la BIOS, más allá de la propia electrónica implementada en este modelo y de lo que es capaz de ofrecer, que en su conjunto es de lo más complejo que podréis ver en una placa base actualmente, sin olvidar que también incluye 4+4 bancos de memoria RAM DDR4 de 4 canales (A, B, C, y D) de hasta 2800MHz en OC, soportando módulos XMP y de tipo registrados RDIMM 1Rx8 (en modo no ECC) y la habitual UDIMM. Sobra decir que es necesario usar un sistema operativo de 64bits para aprovechar toda la memoria. Es compatible con Windows 7/8/8.1 de Microsoft.

Si buscáis una placa base actual para practicar overclock extremo, la GA-X99-SOC Force ofrece todo lo que necesitáis. Sin embargo, no se queda solo en destinar su fuerza bruta para el overclock sino que viene muy bien equipada para potencia gráfica (soporta hasta 320Gb/s en configuración triple x16+x16+x8 o cuádruple x16+x8+x8+x8), códec de audio multicanal Realtek ALC1150, con ahora sí, nuevo, moderno y destacado panel de control de audio diseñado por Gigabyte, el App Center con Easy Tune, Cloud Station para intercomunicación entre diferentes dispositivos e Internet cFos Speed de Gigabyte para su controlador Intel Gbe LAN, entre otras características más habituales. Características adicionales a todo su apartado de overclock que seguro harán que os encante el siguiente análisis…

Ficha del producto

  • Fabricante: Gigabyte
  • URL del fabricante: Gigabyte
  • Producto: X99-SOC Force
  • URL del producto: Gigabyte/GA-X99-SOC Force
  • Tipo: placa base E-ATX de gama alta para overclock
  • Fecha de lanzamiento: 4º trimestre 2014
  • Periodo de garantía: 2 años
  • Precio recomendado PVP: 399.90€
  • Otras placas base para overclocking: GA-X99-SOC Champion, GA-Z97X-SOC, GA-Z97X-SOC Force, GA-Z97X-SOC Force LN2, GA-Z87X-OC, GA-Z87X-OC Force, GA-X58A-OC…
  • Placas base con Chipset Intel X99: GA-X99-Gaming 5, GA-X99-Gaming 7 WIFI, GA-X99-Gaming G1 WIFI, GA-X99-SOC Force, GA-X99-UD3, GA-X99-UD4, GA-X99-UD5 WIFI, GA-X99-UD7 WIFI, GA-X99M-Gaming 5…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí