3. Pack de toallitas Noctua NA-SCW1

Aunque ya las hemos visto acompañando a las jeringas del compuesto térmico NH-T2, las toallitas NA-SCW1 de Noctua son uno de esos accesorios de usar y tirar de lujo, que se agradecen muchísimo, sobre todo si hay prisas, no hay ganas de ensuciarse y deseas retirar el compuesto térmico deteriorado por otro de la forma más aseada y rápida posible, sin terminar manchando aquello que hay alrededor.

El kit de toallitas NA-SCW1 viene en una sencilla caja de cartón negra y marrón. Como debe ser, Noctua advierte al usuario que las toallitas no son un producto comestible, no deben entrar en contacto con los ojos o heridas, ya que incluye alcohol y mejor mantenerlo fuera del alcance de los niños. Su uso es para lo que es, para limpiar el compuesto térmico de las superficies de los disipadores y CPUs/GPUs de turno y ya está. Este es otro producto de Noctua fabricado en Taiwán.

Al abrirlo solo encontraréis un pliegue de cartón separador y un kit de 10+10 toallitas, perfectamente encerradas herméticamente en un sobre resistente. Sí, parecen una caja de preservativos de Noctua, quién lo diría, pero no, son toallitas de limpieza. Al abrir una de ellas veréis una pequeña manta blanca con un tacto acuoso, con alcohol. La toallita es bastante resistente y no es fácil partirla por la mitad con los dedos. Es decir, aunque roce con los cantos vivos del disipador a limpiar, será difícil rajarla. Esto permite usar la pieza de limpieza siempre unida, evitando ensuciar por culpa de este tipo de rotura.

La toallita se puede plegar fácilmente y usar solo parte de la superficie. Con un par de pasadas es suficiente para retirar toda la superficie a limpiar, y con un poco de maña plegando la toallita, es suficiente una unidad para limpiar ambas superficies, la del disipador y la de la CPU. Al hacer las pasadas, dejara la superficie metálica ligeramente humedecida, y que se evaporará rápidamente, dejando la superficie impoluta. Normalmente hacemos esta operación con un paño seco, un pañuelo o algo parecido que siempre termina dejando algún resto. Vuelves a hacer otra pasada con otro pañuelo limpio y siempre termina ensuciándose un poco más, porque todavía quedan restos que ni se ven a simple vista. Con las toallitas de Noctua conseguiréis retirar todos los restos muy fácilmente. Pero es aconsejable usar un pañuelo seco para limpiarnos los dedos de ese tacto húmedo después de su empleo.

Con 20 toallitas es posible sustituir la pasta térmica en hasta 20 ocasiones si el usuario tiene maña con los pliegues de la toallíta a la hora de utilizarla. Sino, podéis usar 2 toallitas en cada operación, una para cada superficie (disipador y CPU/GPU), con un total de 10 usos. Obviamente, cuando la toallita se utiliza y se ensucia de compuesto térmico, tocará desecharla. Podéis usar el sobre suministrado como depósito para cada toallita, como si fuera un preservativo. Lo mismo. Práctico, rápido y divertido.

Si alguien tenía que ofrecer toallitas para limpiar el compuesto térmico este tenía que ser Noctua. Este kit cuesta unos 8€, que sale a unos 40 céntimos de euro cada toallita. Las toallitas de Noctua son otro accesorio de lujo para hacerte la vida más fácil, diciéndote que tú también puedes ser más limpio a la hora de mantener tu PC. ¿Cuándo toca limpiarlo? ¿Ni si quiera te lo has preguntado?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí